viernes, 10 de enero de 2014

Sobre la ley de aborto de Gallardón




Obviamente estoy en contra de la ley de aborto de Gallardón, me parece una aberración que este tipo perteneciente al Opus Dei  utilice su cargo como ministro de justicia para imponer a todo un país sus ideas religiosas y sectarias. Y aquí estamos sin poder hacer nada, desde su propio partido le están diciendo que esa ley tiene que revisarse, que hay que buscar consenso y el se mantiene en sus trece.

Pero tampoco me gusta que para defender el derecho de las mujeres a decidir libremente si abortar o no abortar se este utilizando constantemente consignas del tipo "en mi coño decido yo" etc... etc.... Además de parecerme una vulgaridad, (aclaro que igual de vulgar me lo parece los que están todo el día "por mis cojones"), también me parece un argumento bastante idiota, la decisión de abortar no se toma con los genitales, ni con los de la mujer que aborta ni por supuesto con los de un ministro que quiere que las españolas hagamos lo que a el le sale de los susodichos, la decisión de abortar se toma con el cerebro, que se supone que es el órgano con el que pensamos hombres y mujeres, desmintiendo la famosa frase de que los hombres solo piensan con la punta de... etc...., es una decisión muy importante y sea cual sea la opción que se tome va a marcar para siempre la vida de la mujer que se vea en esta situación.

Creo recordar que conozco a seis mujeres, amigas mías  que han pasado por la nada agradable experiencia de un aborto, cuatro de ellas lo han hecho porque realmente no hubieran podido cuidar ni mantener a un niño, otra porque apenas era una niña cuando se quedo embarazada y la última por grave malformación en el feto. Ninguna de ellas tomo la decisión de abortar porque su coño lo decidió así. Tenían motivos mas que justificados para hacerlo, y para ninguna de ellas fue como ir a quitarse un quiste al cirujano o depilarse las ingles a la brasileña,  pensaron y pensaron mucho, si era o no  la decisión correcta.

Por lo tanto utilicemos argumentos de peso para defender el derecho de la mujer a abortar libremente si así lo decide, que los hay de sobra, incluso si no hay nada que lo "justifique" ante los ojos de los que necesitan justificación para este hecho, nadie puede obligar a una mujer seguir adelante con un embarazo que no desea, y dejemos ya el rollo ese del coño, no se igual hay quien lo encuentra moderno y reivindicativo, pero a mi me parece que contribuye a que ciertas personas reaccionarias lo utilicen para reforzar el estereotipo de la mujer que aborta  es una frívola  (por no utilizar otra expresión , ya que estamos evitando caer en la vulgaridad) a la que solo le importa lo que tiene entre las piernas.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...