viernes, 27 de mayo de 2011

DEMOCRACIA




Casualmente ahora que se esta hablando tanto de la democracia,  estoy ayudando a mi hija a preparar un tema de historia: la cultura griega, y me parece muy interesante la Democracia que tenian en Atenas, no era perfecta, ya que no podian participar ni tenian derechos civiles los extranjeros, las mujeres ni los niños ,pero los ciudadanos ejercían en forma directa, sin representantes, el poder legislativo de la polis.

El término "democracia", se refiere al "demos-kratos" (δημοσκρατοs; demos = pueblo, kratos = gobierno).

Había tres organismos políticos donde los ciudadanos participaban en números que sobrepasaban los cientos e incluso los miles. Se trata de la asamblea (en algunos casos con un quórum de 6000), el consejo de los 500 (Boulé) y los tribunales (mínimo de 200 personas, pero en algunas ocasiones hasta 6000). De estas tres instituciones, son la Asamblea y los tribunales los verdaderos órganos de poder.

En Atenas, las opiniones y juicios de los ciudadanos eran escuchadas en la Ekklesia o asamblea popular, en donde discutían temas de comercio, guerra y política interna.Existían pocos mecanismos de control del poder de la asamblea o límites al mismo, con la notable excepción llamada graphe paranomon (también votada por la asamblea), que hacía ilegal aprobar una ley que era contraria a otra.

La democracia ateniense estaba basada en la selección de representantes por sorteo y las decisiones en otros casos por mayoría. La asamblea compuesta por todos los ciudadanos varones de Atenas votaba directamente. Los electos no tomaban las decisiones — los atenienses consideraban que dar el poder de tomar decisiones a los representantes electos era retirárselo al pueblo, convirtiendo el estado en una oligarquía. La democracia significaba (y para algunos aún significa) la igualdad ante las decisiones y ante la elección de decisiones y no la elección de personas encargadas de decidir. La elección por sorteo era lo más habitual ya que era vista como lo más democrático: las elecciones favorecerían a los más ricos, elocuentes y famosos, mientras que el sorteo repartía el trabajo de la administración entre toda la ciudadanía. La asignación por sorteo de un cargo a un individuo estaba basada simplemente en su condición de ciudadano, y no en su mérito o cualquier forma de popularidad que pudiera ser comprada. Este método fue considerado un medio para prevenir la compra corrupta de votos y dar a los ciudadanos una igualdad política total, ya que todos tenían la misma probabilidad de obtener un cargo gubernamental. La asignación aleatoria de una responsabilidad a un individuo que puede o no ser competente tiene riesgos obvios, pero el sistema incluía algunos mecanismos para evitar estos posibles problemas. Los atenienses seleccionados por sorteo desarrollaban su labor como equipos. En un grupo lo más habitual es que alguien conozca la manera correcta de hacer las cosas, y los que no lo sepan pueden aprender de los que sí lo hagan.

El Ho boulomenos, que significa “cualquier persona que lo desee”. Esta expresión denotaba el derecho de los ciudadanos de tomar la iniciativa: para hablar en la Asamblea, para iniciar un juicio público (que pudiera afectar a toda la comunidad política), para proponer una ley ante los legisladores o para proponer sugerencias al Consejo.

El grado de participación de los ciudadanos oscilaba enormemente, desde no hacer prácticamente nada hasta algo similar a una ocupación de tiempo completo. 

La administración estaba en las manos de los funcionarios, algo más de un millar cada año. Eran seleccionados mayoritariamente por sorteo, aunque unos pocos (los más prestigiosos) eran elegidos por votación. Nada de esto era obligatorio; los individuos tenían que postularse para ser elegidos por ambos métodos.


Aproximadamente unos cien funcionarios de un total de un millar eran electos mediante votación. Había dos tipos: los que debían manejar grandes cantidades de dinero, y los 10 generales, los strategoi. Una razón por la que se elegía a los funcionarios encargados de las finanzas era que cualquier desfalco se podría recuperar de su patrimonio; la elección de hecho favorecía fuertemente a los ricos, ya que la riqueza era de facto un requisito ineludible. En cuanto a los generales, su elección no sólo se debía a que eran necesarios unos conocimientos específicos, sino también a que debían ser preferiblemente gente con experiencia y contactos en el mundo griego donde tenían lugar la mayoría de las guerras. En el siglo V a. C., y según lo que se conoce a través de la figura de Pericles, los generales solían estar entre la gente más influyente de las polis.

Los cargos electos estaban también sometidos a revisión antes de ostentar el cargo y al escrutinio tras la salida. Y podían ser destituidos en cualquier momento de la reunión de la Asamblea. Por ejemplo, en el siglo V a. C., los 10 tesoreros de la liga de Delos (los hellenotamiai) fueron acusados de malversación de fondos. Uno por uno, fueron enjuiciados, condenados y ejecutados antes del juicio del décimo de ellos, en el cual se descubrió un error de contabilidad que los exculpaba a todos. Este último tesorero fue puesto en libertad

Es cierto que una de las razones por las que este sistema era viable era la relativamente pequeña población de Atenas si se compara con los estados actuales — unos 300.000 habitantes. Supongo que en la actualidad un sistema asi seria dificil de llevar o igual no, tal vez la sociedad podria mirar hacia tras para cambiar un sistema que no contenta a nadie y que podria mejorar muchisimo si los ciudadanos participaramos mas directamente en la creación y aprobación de leyes y no solo se nos permitiera votar cada cuatro años para elegir entre lo malo y lo menos malo.

8 comentarios:

jürgen dijo...

Muy interesente este post. Desde luego no estás sola con la idea de aprovechar el potencial del sorteo para profundizar la democracia.

De hecho, esto es parte del esfuerzo necesario en imaginar nuevas herramientas para evitar el monopolio de los partidos establecidos.

Benjamin Barber, Yves Sintomer o Robert Dahl, entre otros, propusieron establecer consejos ciudadanos permanentes elegidos por sorteo que controlen las instituciones cubiertas por partidos y participen en el proceso de toma de decisiones.

Estas ideas, que se están desarrollando en diferentes escalas en diferentes países, en la teoría y en ocasiones también en la práctica, tienen ventajas frente a otros instrumentos más tradicionales de democracia directa, que o bien son difíciles de mantener en el tiempo (movilizaciones, asamblearismo voluntario) o son fáciles de cooptar desde fuera por poderes establecidos (referenda, iniciativa legislativa popular). Por eso no basta con ver lo que se está haciendo en otros países, ya que -si bien existen diferencias de grado- el desapego de la política por el dominio partidista también existe allí.

Por ello, los consejos ciudadanos por sorteo serían un complemento interesante para nuestro programa, a fin de consagrar de manera permanente la participación del ciudadano normal en las instituciones públicas que hoy por hoy se reparten los partidos.

Más info:
es.wikipedia.org/wiki/Democracia (ver parte sobre "formas de democracia")
papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=1561003 (artículo casi idéntico a tus propuestas, de 2009)
equalitybylot.wordpress.com/

Manuel dijo...

Lo que pienso es que se ha desvirutado la idea original.

Refieres que los griegos al final de su mandato podían ser evaluados sobre su actuación y sobre su cargo público. En los tiempos que corren, parece que eso es tecnicamente imposible....

Saludos

parkerazul dijo...

Vaya lecioncita. Supongo que en algún momento, hace años, me la tuve que estudiar, pero ahora no lo recordaba.
Genial. Me parece una idea estupenda. Podríamos repartirnos en algo parecido a las juntas de distrito actuales. Elegir a los reprentantes por sorteo, pero que conozcan de primera mano, los problemas de cada barrio.
Porque ahora mismo me da de todo. Cuando veo a la presidenta de la comunidad pasearse por estos pueblos del sur, como si supiera lo que pasa, y está en la inopia. No tiene ni idea. Y encima la traen a los sitios bonitos y nuevos, venga, venga, que no se va a enterar. No porque no quiera, sino porque nadie se lo va a enseñar.
Un representante cualquiera de cada barrio, podría decir las cosas claras.
Y por supuesto que podríamos dar con un imbécil, que eso abunda. Pero igual que se le puede se le puede quitar. Y no ahora, que nos tienen hartitos a todos.

Para ser sábado, el cole estaba abierto. Gracias Seño.

Un besito

Elysa dijo...

Oye vecina, pues no está mal la lección, esto lo tenía bastante olvidado. Y como tú dices de aquí se puede sacar algo para mejorar este sistema nuestro que realmente sólo nos deja hablar cada cuatro años y sin muchas alternativas, la verdad.

bichoraro dijo...

jürgen muchas gracias por tu comentario, has aportado muchos datos y muy interesantes. Yo tambien creo que se necesita mas participación directa del ciudadado.

bichoraro dijo...

Hola Manuel, ¿a que a ti tambien te ha parecido muy interesante este punto? si los gobernantes supieran que iban a tener que rendir cuentas de lo que habian hecho en su mandato otro gallo nos cantaria.

bichoraro dijo...

Parkerazul, ¿has visto? por algo me llamaban mis hermanos srta. Rotermeyer, jajaja, nos quejamos y con razón de que los politicos no estan en contacto con el pueblo, lo mejor seria que el pueblo fuera el que de alguna manera legislara, como hacian los griegos. a que si?

bichoraro dijo...

hola vecina, yo tambien lo tenia olvidado, pero es lo que tiene, una hija en 1º de la E.S.O y a refrescar conocimientos, jejej. La verdad es que si comparas el poder del pueblo es muy limitado en nuestro modelo de democracia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...