jueves, 14 de abril de 2011

MAD MEN


En estos días de bajón primaveral en los que no me apetece hacer nada, y después de probar todos mis remedios infalibles para levantar el animo ( léase nuevo corte de pelo,cambio de pintalabios por otro con un color mas chillón,  reorganización de armarios, limpieza de cocina y compra de alguna prenda imponible solo porque es bonita y barata), pues eso que estos dias estoy enganchadisima a una serie, se trata de Mad Men, la estoy viendo de un tirón, las cuatro temporadas, pero como estoy de bajón pues me lo permito, ea!.
Al principio empeze a verla porque me habían hablado de ella, de sus increíbles vestuarios basados en los primeros 60, de que había contribuido a poner otra vez de moda las mujeres con curvas, etc... pero una vez que empeze a verla me encanto, los personajes son complejos y reales a la vez, la trama aunque alguien pueda parecerle un poco lenta engancha, lo que empieza en un capitulo como un mero incidente puede hacer cambiar las vidas de los personajes dos o tres capítulos después, Don el protagonista, tiene todos los números para que el publico lo odie (machista, orgulloso, mentiroso, déspota, infiel) pero en cambio resulta muy atractivo y se empatiza con el, ya que tiene detrás una vida complicada que casi justifica que sea como es. Beth la esposa, es guapisima, un calco de Grace Kelly cuando era joven, niña bien que luego fue modelo y ahora es una ama de casa acomodada, mujer florero que no se resiste a serlo pero que no es feliz, fria, educada para no demostrar sus sentimientos, y dura al tratar a sus hijos. Hay una infinidad de personajes interesantes,y también es curioso comprobar lo que ha cambiado la sociedad desde entonces, fuman sin parar, beben constantemente, tratan a las mujeres casi como objetos, no respetan la naturaleza, etc..,etc...
Menos mal que yo no viví en esa época, no hubiera aguantado a un jefe así,o si porque si no conocía otra cosa supongo que lo veria como lo normal, por lo único que me hubiera gustado vivir en esos años es por la ropa, pero que guapas iban siempre y los hombres que elegantes.

En el vídeo de solo unos segundos de duración se resume cual era la mentalidad de esos ejecutivos del NuevaYork de los 60.

En fin...seguiré viendo Mad Men, organizando todo lo que tengo alrededor, cambiando todo lo cambiable mientras la primavera pasa alterando nuestra sangre, jaja.



4 comentarios:

parkerazul dijo...

Pues no tengo ni idea de qué serie es. Miraré por ahí, por lo mismo, por los trajecitos. Y me encantan los peinados imposibles de esa época.
Oye, cuando acabes con tus armarios, si sigues de bajón, pásate por mi casa y te presto los míos, porque a mí en los bajones no me da por esas cosas, y la primavera viene con ganas.

Un abrazo, guapa.

bichoraro dijo...

Ay! parkerazul es que yo soy un bicho raro, jajaja. y por eso me da por los armarios, pero es que los armarios me da siempre, si estoy enfadada, si discuto con mi marido, si estoy depre, si estoy euforica, lo mio con los armarios es mas que amor, obsesión. Y la serie puedes verla en Yonkis series, ya veras como te gusta.
Un abrazo.

Laura dijo...

Echaba de menos tus posts... En cuanto acabe Prison Break (la última temporada se me está haciendo pesadísima), me pongo con Mad Men.
Isa, cuando me entre el Síndrome del Nido te llamaré para que te vengas a mi casa... jeje

Mariana Hernández dijo...

Una crítica a la sociedad consumista, antes un cigarrillo y ahora una iphone. No ha cambiado mucho, me encanta la creación de Matthew Weiner.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...