martes, 22 de febrero de 2011

Sueños



Siempre he soñado mucho y no me refiero a soñar despierta, que eso también lo hago, constantemente... sino a cuando estoy dormida, sueño y recuerdo los sueños, a demás son muy vividos. Desde que era pequeña me ha pasado esto, recuerdo que muchos recreos los pasaba contándoles a mis amigas los sueños que había tenida la noche anterior y ellas se quedaban con la boca abierta escuchándome, porque tengo los sueños mas subrrealistas que nadie puede imaginar. Sueños inquietantes, sueños terroríficos, sueños absurdos, sueños divertidos, sueños de los que me despierto llorando o de los que me despierto riendo, incluso algún que otro sueño premonitorio, mi marido se merece un monumento por aguantar las noches a mi lado, mi padre siempre dice que le recordamos al matrimonio de la serie Medium, jajaja.
Hay varios que no logro olvidar, y que en las reuniones familiares ya se han convertido en un clásico. Una vez soné que entraban en clase el profesor de informática y el psicólogo del centro donde estudiaba vestidos de taberneras alemanas con sus trenzas rubias y todo, jajaja, nunca volví a mirarlos igual después de aquello. Otra vez soné que mi padre intentaba ligarse a una conocida mía diciéndole la lindeza "ojala fuera pedo para estar en ese culo", y claro me desperté indignada pensando que mi padre era un viejo verde, jajajajaja. Otra noche me la pase preparando a toda la familia porque íbamos a grabar una película con Alejandro Fernandez, la pena es que me desperté antes de que empezáramos a grabar y claro me quede sin conocerlo. También han habido sueños no tan divertidos, como la noche que soné que yo era una indígena sudamericana y habían entrado soldados a nuestro pueblo, yo corría con mi bebe herido en brazos por el monte, llorando y gritando mi hijo, mi hijo... me desperté llorando y no me puedo olvidar de la sensación tan horrible que sentí. Hace poco soné que también era sudamericana (que obsesión, si es que me encanta sudamerica, no puedo negarlo) pero estaba en una cárcel, nos tenían apiñados y yo estaba con mi marido, me cogieron unos soldados y me sacaron de ahi, yo sabia que nunca mas lo iba a volver a ver, y le gritaba que pasara lo que pasara nunca lo iba a olvidar y que me moriría diciendo su nombre. Uff! que desespero.. Como he dicho ha veces he soñado con cosas que luego se han cumplido, pero nunca buenas, ni números de la lotería, jollín!! cosas como enfermedades o muertes de familiares, así que mi familia me tiene terror.
Pero el motivo de escribir este post es que anoche estuve soñando con algo que sueño muy a menudo, desde que yo recuerde siempre se repite el mismo sueño, el de volar, bueno en mi caso mas que volar es levita, porque voy desplazándome unos palmos por encima del suelo y me encanta, solo que esta vez he mejorado mi técnica, cuando quería ir mas deprisa gritaba trips!! y alcanzaba velocidades supersónicas, y si quería volar mas alto ponía el brazo así como superman y a coger altura. El caso es que solo había una cosa que me molestaba y era que me intentaban hacer fotos con los móviles y claro yo no quería, pretendía mantener mi anomimato volador... y así se ha pasado la noche... volando... en fin.

No se si debería hacerme analizar mis sueños, pero casi creo que no, no vaya a ser que descubra que algo no anda bien en mi azotea, ejem! ejem! aunque eso ya lo se, no hace falta mucha confirmación por parte de un profesional, jajajajaaj

5 comentarios:

María del Mar dijo...

Pues yo si que creo que debieras analizarte eso de los sueños. Verás, si no me equivoco, según tengo por entendido, dicen que sólo se recuerdan los sueños si te desvelas durante la fase rem (hay varias de ellas en ocho horas) y luego sólo eres capaz de recordar el sueño durante un cuarto de hora aproximadamente.
Eso vi en Cuarto Milenio, jajajaja. De todas formas es genial eso que cuentas, pero míratelo por curiosidad, oye, y luego me cuentas, que esas cosillas a mí me fascinan.
Un besito gordo. Qué suerte tienes chiquilla.

parkerazul dijo...

Pues yo no recuerdo los sueños. Alguna vez, pero de tarde en tarde, y casi siempre son sin sentido, agobiantes, ufff, qué mal rollo. Así que considero una suerte no recordarlos.
Bastante tengo ya con el tiempo en que ando despierta. Qué trahín.

Pero me has hecho reir. Al menos por la forma de contarlo.

Y lo de hacértelo mirar. Tu misma. Yo es que no quiero saber nada del futuro. Que venga como venga el año, y listo.
Un beso grandote.

bichoraro dijo...

Ay! no si lo de hacermelo mirar no era para ver si soy adivina o algo asi, jajaja. Era para que me viera un psiquiatra por si estoy loca perdida, jajaja.
Besitos a las dos

J. Julian Soria dijo...

Vaya que sí, soñar es algo extraño, a veces emocionante. A mí me sucede lo mismo. En ocasiones dudo si algunos de mis recuerdos tienen como base la vigilia. Según he leído el cerebro trabaja por las noches, repasa las actividades realizadas en el día, lo que se aprende y demás cosas. También me han sorprendido algunos sueños, es como si la imaginación se activara al dormir pues en ellos suelo encontrar cosas nuevas que no tienen antecedentes en la vigilia u otros sueños. En algún lugar leí que volar en los sueños es algo común... no sé. Por otro lado creo que perfectamente se podría confundir la vijilia con el sueño, creo que el soñar dormido puede ser adictivo. El ser humano siempre se ha interrogado sobre los sueños por no hablar del mismo hecho de dormir. Todo esto me recuerda la película "El origen". Quitando el sueño dentro de otros sueños creo en la posibilidad de la consciencia dentro del mismo. Un saludo para todos.

bichoraro dijo...

hola J.Julian gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario, me parece muy interesante todo lo que cuentas sobre los sueños, y creo que tienes mucha razón en eso de que soñar puede ser adictivo, a mi me pasa, despues de un duro día estoy deseando irme a la cama a soñar, porque me encanta soñar, por cierto no he visto la pelicula que nombras. La buscare. Un saludo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...