miércoles, 9 de febrero de 2011

CANSADA ESTOY MUY CANSADA.


Llevo unos días muy cansada, bueno realmente siempre estoy cansada, pero ultimamente mas de lo normal, ayer a las 9,30 estaba durmiendo como una marmota, y esta mañana no había quien me levantara, si ahora estoy así no quiero ni pensar como estaré en primavera, cuando la astenia primaveral hace de las suyas.
Este sábado estuve en urgencias, no es nada grave, solo algo que hay que vigilar, pero posiblemente me ha producido una anemia, así que supongo que eso es la explicación de mi cansancio. Al menos el de estos días, el otro ya debe ser cosa mía, que soy un poco "floja". Respecto a mi visita a urgencias, pues no me puedo quejar mucho, porque al ser ginecología estuve entretenida observando a los futuros papas que había allí, tres en ese momento. Fue gracioso porque la enfermera saco la cabeza por la puerta y dijo  ¡¡¡Acompañante de Carolina!!!. Y dos de los futuros papas se levantaron y corrieron como posesos hacia la puerta,  y es que la pareja de los dos se llamaba Carolina, aquí en vez de confundir el bebe iban a confundir el padre, ya me estaba imaginando la cara de la pobre Carolina, esperando que entrara su marido, novio, o lo que fuera para apretarle la mano, y retorcerle los dedos con furia, y decirle que si quería mas hijos los iba a tener con su padre, porque esto ella no lo volvía a pasar, cuando aparece un señor que no conoce de nada con una bata verde, y unas bolsas ridículas en los pies y la cabeza, llamándola asustado Carolinaaaa... cariño... si que se te ha desfigurado la cara por el dolor.... ¿Tanto sufres? ... No pareces tu... mira si hasta te ha cambiado el color del pelo, tu no eras morena? Y la parturienta Carolina entre grito y grito ¿¿¿Pero este tío quien es???.jajaja. El caso es que no que esto solo paso en mi imaginación, la enfermera averiguo el apellido de la Carolina que estaba apunto de pasar a paritorio y fue el papa correspondiente a sufrir los apretujones de dedos, y la mirada asesina de su querida Carolina.
Y con estas cosas y otras que pasaron por mi cabecita, fui matando el tiempo de espera....
La verdad es que no me extraña encontrarme tan cansada, si no dejo descansar a mi imaginación, ¿como quiero estar? Pues agotada....

6 comentarios:

María del Mar dijo...

Jajajajaja.
Cuídate mucho Isa y duerme cuánto puedas.
Un beso gordo.

bichoraro dijo...

Gracias, eso intento porque tengo noches en las que no pego ojo, y otras en las que a las 9 ya estoy frita, jaja.

parkerazul dijo...

A ver, guapa. Estás derrengaíta, en la sala de urgencias y estás pensando en la pobre Carolina, con el contrario cambiado. jajajaj.
No sé cómo te vas a arreglar, porque tu podrás descansar y alimentarte y hacer por estar bien, pero esa cabecita no me la imagino sentada en una silla, por aquello de asentar la cabeza.
Estos relatos cortos son los que al final de la tarde sacan una sonrisa, y eso siempre es de agradecer.

Un beso

bichoraro dijo...

Un poquillo mal si que estoy, verdad, Pero me pasa siempre, voy en autobus y miro a alguien y antes de la siguiente parada ya me he imaginado una historia subrealista sobre esa persona, jajaja.

María del Mar dijo...

Escríbelas todas Isa, algún día quién sabe, sale una buena idea y.........
Cuídate, un beso gordo.

mysmallhobbies dijo...

Jajaja que bueno, hay que ver las historias que se nos pasa por la cabeza
Lo del cansancio seguro que es por la anemia, cuídate
Besos
Emma

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...