martes, 28 de diciembre de 2010

Escapada romantica pero no tanto




Después de 12 años por fin nos decidimos mi marido y yo a irnos solos de viaje, dejando a las niñas con los abuelos, total solo iban a ser unas horitas, dos dias, una noche, nada.... a un hotel con spa en Alfas del Pi, esa zona me gusta mucho, no es porque sea especialmente bonita, que lo era, pero con tanta especulación inmobiliaria la han echado a perder, es porque desde hace muchos años cuando he necesitado relajarme he ido allí, y siempre he pasado unos dias muy felices.
Así que este año el regalo de navidad era ese, una escapadita romántica, un circuito de spa, un hotel precioso y un sitio lleno de buenos recuerdos, la cosa pintaba bien.
Pero la noche anterior me la pase vomitando, un virus de estomago que estaba atacando a mi familia, pense ¡con virus y todo yo me voy! faltaria mas... asi que mas muerta que viva me meti en el coche, blanca como la pared, y con mas ojeras que un vampiro, vamos de lo mas atractiva, y dije voy a mentalizarme de que estoy bien, estoy bien... y yo mentalice de verdad que me mentalice pero me encontraba fatal.

En el spa con tanta agua, burbujitas, musica y relajación me encontre mejor, pero llege al bufett libre, con tanta comida, con tanto frito, con tantas tartas, y apenas pude cenar. El paseo romántico por la playa a la luz de la luna como que lo tuvimos que dejar para mejor ocasión, mas que nada porque estaba tiritando como un flan y me castañeaban los dientes. Al subir a nuestra preciosa habitación el que se convirtió en vampiro blanco y ojeroso fue mi marido, el virus le ataco a el. Así que y nunca mejor dicho (aunque suene muy mal) el romanticismo se fue por la taza del water, jajajaja. Al día siguiente cuando ya parecía que empezábamos a ser personas, llamamos a casa a ver como iba todo, se puso mi madre que había ido a mi casa a echar una mano a mi suegra, y oh! sorpresa el hospital de campaña aumentaba por momentos, mi suegra y mis dos hijas estaban en las mismas, así que pagamos la habitación y nos volvimos para casa..... Bonita historia de amor, no? jajajaja. Y pensar que habíamos tardado 12 años en decidirnos a salir solos.... no si por algo era...

2 comentarios:

parkerazul dijo...

Insisto, no se puede volver a un sitio donde se ha sido feliz.
Pero si encima te llevas puesto un virus, ya la releche, a quién se le ocurre. Eso sí que es optimismo.
Y lo del hospital de campaña, también muy típico, se van los papis y los nenes al médico.
Jajaja, es la ley de Murphi.
Mejor no pensar en nada, y actuar de repente, los planes impensables sólo salen si no están planeados.

En fin, que espero que os repongáis todos, y que se quede en una anécdota.

Y si er marío le ha cogido afición, pueso oye que repita, que alguna vez saldrá, como en el anuncio de Mixta, es cuestión de estadística.

Ya verás como la próxima será estupenda, pero no lo dejéis tanto.

Un beso

bichoraro dijo...

Ya si en el fondo teniamos todos los numeros para que nos pasara algo asi, tu lo has dicho la ley de murphi, jajaja. En fin a la siguiente sera la vencida!!!!
Besos.

Por cierto ya tengo la revista y me encanta, gracias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...