miércoles, 8 de diciembre de 2010

DE VUELTA EN CASA


Despues de pasar unos dias en Barcelona visitando a mi familia politica, mi familia no politica y amigos que son como de la familia ya estamos en casa, hogar dulce hogar, por bien que te traten no hay nada como tu propia casa, y eso que no me puedo quejar que mi suegra no me ha dejado que me acerque a la cocina, ni que frege un solo plato, empeñada que estaba la mujer en que descansara. Pero aun asi me he sentido muy agusto al entrar en mi casa. Luego viene lo de deshacer las maletas, poner lavadoras, hacer que las niñas acaben los deberes que ni han todado durantes estos dias, llenar la nevera, prepararse para la vida normal y entonces piensas Uy! con lo bien que yo estaba en casa de mi suegra. Lo mejor del viaje la sopa de galets que prepara mi suegra, lo peor venirme tan triste porque mira que me duele cuando alguien de los mios lo esta pasando mal.

2 comentarios:

parkerazul dijo...

Oye que una suegra es una suegra, y a veces la fama inmerecida.
Esa sopa está para comérsela, mmmm, qué buena pinta tiene.
Y la maleta, puajjjjj, nooooooo.
Venga no lo pienses, en un pliqui todo vuelve a su sitio y empiezas a pensar en la próxima visita.
Animo bonita.
Un beso.

bichoraro dijo...

No te creas que ha costado muchos años firmar este armisticio de paz, suegra-nuera, jajaja. un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...