domingo, 28 de marzo de 2010

ATALANTA


Hay una palabra que me persigue estos últimos dias Atalanta, la he odio en una serie de television, la he leido en un libro que estoy acabando esta semana, la he visto en un anuncio de un gimnasio, en fin que me pica la curiosidad y como siempre visito a mi amigo Google que me manda a mi otra amiga wikipedia y leo la historia de Atalanta personaje de la mitología griega......

Su padre quería únicamente hijos varones y por eso, al nacer Atalanta, la abandonó en el monte Partenio a su suerte. Pudo sobrevivir gracias a que una osa la cuidó y la amamantó, hasta que unos cazadores la encontraron y decidieron criarla.

Una vez que se convirtió en una bella y ágil mujer, Atalanta decidió no casarse y mantenerse virgen para consagrarse a la diosa de la cacería, Artemisa, a quien emulaba con sus acciones. Por ello, Atalanta vivía en el bosque cazando y llegó a ser una de las cazadoras más renombradas de la antigüedad.

Como mujer se enfrentó a muchos peligros, como cuando dos centauros —Reco e Hileo— quisieron violarla, pero pudo defenderse gracias a sus inigualables habilidades y mató a los centauros con sus flechas. Su fama se difundió sobre todo después de participar en la cacería del jabalí de Calidón y después de obtener el premio a la carrera en los juegos fúnebres organon Peleo, padre de Aquiles, el de los pies ligeros, héroe del ciclo troyano.

Además de estar consagrada a Artemisa, lo que implicaba que debía mantenerse virgen, le predijo un oráculo que el día en que se casara, iba a ser convertida en animal. Por ello, y para evitar cualquier pretendiente, anunció que su esposo sería sólo aquel que lograra vencerla en la carrera; por el contrario, si ella triunfaba, debía matar a su oponente. Aún cuando Atalanta les daba alguna ventaja al inicio de la carrera a sus oponentes, ella siempre vencía y mataba a su contrincante.

Hasta que llegó el momento en que apareció el joven que logró vencer a Atalanta en la competencia. Este apuesto joven llamado Hipómenes decidió probar suerte en la carrera para obtener la mano de Atalanta, pero tenía una gran ventaja y es que llevaba con él unas manzanas de oro que le había regalado Afrodita, diosa del amor, y que procedían del jardín de las Hespérides, y con ellas engañó a Atalanta; cada vez que la joven le iba a dar alcance, Hipómenes dejaba caer una de las manzanas, que Atalanta se detenía a recoger fascinada por su belleza. Mientras ella se distraía con cada manzana que caía, el joven pudo vencerla y así obtuvo su mano.

La pareja muy enamorada vivió feliz durante un tiempo, compartiendo sus cacerías y hazañas. En una de estas persecuciones, los esposos entraron en uno de los santuarios de Zeus, y enamorados como estaban se detuvieron y gozaron de su amor. Zeus montó en cólera por el sacrilegio y transformó a la pareja en dos leones. Aparentemente, los griegos creían que los leones no se cruzaban entre sí, de manera que al convertirlos a ambos en leones, Zeus estaba no sólo quitándoles su condición humana, sino condenándolos a una vida separada. Además de transformarlos en leones, los condenó a tirar del carro de la diosa Cibeles como figura en la famosa estatua a esta diosa en Madrid.

Atalanta dio a luz un hijo, Partenopeo, que participó en la primera ete contra Tebas. A veces se dice que este niño fue fruto de su matrimonio, pero también hay leyendas que indican que es hijo de Ares o de Meleagro. Atalanta fue tan importante que de hecho hay varios mitógrafos, como Apolodoro, que la incluyen entre los Argonautas, grupo de héroes de la antigüedad que partió en un difícil viaje en busca del vellocino de oro. Ella, como era de esperarse, fue la única mujer que participó en esta travesía.

En Epidauro, estaba la fuente de Atalanta, y se decía que en una cacería, la joven tuvo sed por lo que golpeó la roca con su jabalina, de donde brotó al instante la fuente.

Atalanta es de gran importancia, pues simboliza la mujer contestataria que se rebeló contra todos los esquemas patriarcales de la Grecia Antigua y logró obtener el respeto de sus contemporáneos así como de la posteridad.

3 comentarios:

Naroha dijo...

Pues va a ser verdad que te persigue Atalanta.
Mi blog se llama Naroha Atalanta.
http://narohaatalanta.blogspot.com/

ispr71 dijo...

Ves? las casualidades existen... la verdad es una historia que me encanta, me gusta que la mujer sea una heroina y no dependa de un hombre para sobrevivir.

maría magdalena dijo...

Sí que existen, porque llegué aquí buscando otras cosas y me encontré con Atalanta, sobre quien había estado leyendo en estos días. ¡Saludos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...