sábado, 6 de febrero de 2010

Hipótesis del cazador-recolectora


Resumen de varios estuidios y articulos encontrados por la red. (siento no poder poner la procedencias)

Hombres y mujeres. Nadie ha podido demostrar que un sexo posea cualidades intelectuales superiores a las del otro.

Está claro que tienen que existir algunas diferencias biológicas, porque si no es así, no se explican algunos comportamientos en los que queda excluida toda influencia de factores culturales. Se sabía desde hace tiempo que los niños muy pequeños escogen juguetes “masculinos”, como pelotas y coches, mientras que las niñas prefieren los muñecos. Pero era posible que los adultos hubieran estado guiando inconscientemente estas preferencias desde que eran bebés. Un estudio realizado con crías de monos vervet excluye esta posibilidad. Los machos prefieren las pelotas y los coches y las hembras los muñecos. Estas preferencias se deberían a instintos modelados por la selección natural: los machos escogen objetos que desarrollen sus habilidades motoras, para prepararlos para la caza y la lucha por las hembras, en tanto que éstas necesitan estar preparadas para la crianza de los hijos.

En términos filogenéticos, las diferencias observadas en la capacidad espacial entre hombres y mujeres serían asociadas por los investigadores a la división del trabajo entre sexos: el hombre cazador y la mujer recolectora. Según la hipótesis del cazador-recolectora, las mujeres (recolectoras) tenderían a ser más conscientes que los hombres de los objetos situados en su entorno, incluso de aquellos que no estuvieran directamente relacionados con sus tareas. Los hombres (cazadores), por otro lado, utilizarían estrategias de orientación basadas en conceptos como la distancia y la situación respecto a los puntos cardinales.

En otro polémico estudio, Gur llegó a la conclusión de que los hombres obedecen más a su región límbica, presente en animales como los reptiles, mientras que las mujeres actúan en mayor medida de acuerdo a su corteza cingular, que sólo poseen los monos y los humanos. Por lo tanto, las mujeres están más evolucionadas que los hombres. Por ello, y de acuerdo con las investigaciones de Gur, la mayoría de las personas que matan o se suicidan son hombres, mientras que las mujeres presentan una mayor capacidad para comprender los sentimientos y emociones de los demás.


Según su teoría, hombres y mujeres son diferentes y lo único que tienen en común es pertenecer a la misma especie. Viven en mundos diferentes, con diferentes valores que corresponden a normas divergentes.
Refieren que "las mujeres critican a los hombres por ser insensibles y descuidados, por no escuchar, por no ser afectuosos o compasivos, por no comunicarse, por no expresarles todo el amor que ellas necesitan, por no comprometerse en las relaciones, por preferir el sexo a hacer el amor y por dejar la tapa del
inodoro levantada" y agregan que "los hombres critican a las mujeres por su forma de conducir, por no entender las guías, por mirar los mapas al revés, por su falta de sentido de orientación, por hablar demasiado sin ir al grano, por no tomar la iniciativa en el sexo y por dejar baja la tapa del inodoro".
Refutan que "los hombres se creen el sexo más sensato y las mujeres saben que lo son".
Postulan que estas diferencias conductuales entre ambos géneros son porque ambos han evolucionado de manera diferente desde el inicio de su vida en común.
Los hombres, al principio de la historia, eran cazadores y las mujeres recolectaban frutos. Los hombres protegían a la familia mientras las mujeres criaban a los niños. Sus cuerpos y sus mentes se fueron adaptando a esas funciones. Así, el hombre ganó altura, fuerza, capacidad de enfrentar riesgos, aprendió a aventurarse en un mundo hostil, arriesgando su vida cazando para traer alimentos, tuvo que desarrollar
buena orientación para detectar peligros para defender a su familia de los animales y los enemigos.
Las mujeres, por su parte, también tenían un papel definido ya que aseguraban la especie portando bebés.Para ello la mujer tuvo que aprender a controlar los peligros cerca de la cueva, a ser capaz de percibir peligros cercanos con buena orientación para el corto espacio, a percibir mínimos cambios gestuales en la
cría y a comunicarse con las otras mujeres para compartir la comida o los cuidados. El hombre, en
cambio, cazaba solo y no necesitaba comunicarse con su mismo género salvo para competir. La
supervivencia debió haber sido difícil pero los roles estaban claros.
El cerebro de cazadores y recolectoras se desarrolló de modo totalmente diferente. El cazador desarrolló más sentido de orientación, más sentido de cálculo, más habilidad para la agresión y la defensa contra grandes peligros, más capacidad de abstracción para pensar sin comunicarse, mayor capacidad matemática para calcular distancias, mayor capacidad espacial para presentar en la mente formas y movimientos. La recolectora, por su parte, desarrolló más capacidad para comunicar información y emociones a su cría y a sus congéneres, mayor capacidad para el desarrollo de dos actividades en simultáneo, menor poder de abstracción, menor capacidad de razonamiento matemático, mayor capacidad intuitiva y por consecuencia mayor capacidad para expresarse en arte y menor capacidad espacial.
Todo esta historia responde al hecho de que se fueran gestando organizaciones cerebrales diferentes,

En relación con el comportamiento sexual también se objetivaban diferencias. El hombre debía fecundar rápido para continuar alerta y en defensa. La mujer debía ser convencida de tener conductas de apareamiento, ya que no tiene estro como el resto de los primates que la induzca a buscar intercambiosexual. Este punto es el que más ha cambiado en los últimos años. Hoy hombres y mujeres tenemos, en la
mayoría de nuestras organizaciones culturales y religiosas, los mismos derechos sexuales. Los padres han aprendido a reconocerse como padres y ambos sexos interpretan al acto sexual como un intercambio deternura además de hormonas.

Bueno tambien hay otra serie de articulos en los que se habla del machismo de la antropología y se tira por tierra todas estas teorias diciendo que la mujer fue cazadora tambien. Aunque yo que no soy experta,en nada,jaja, me resulta mas facil de creer esta hipotesis cazador-recolectora porque diferentes los hombres y las mujeres somos un rato........

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Se escribe: 'y ahí me voy a quedar...' no 'y hay me voy a quedar...'; en cualquier caso si tu nick acaba en 71, me imagino que será tu año de nacimiento, ¿no?

ispr71 dijo...

creacias por la correcion,ahora mismo lo cambio, no pretendo que mi edad sea un secreto de estado solo era una pequeña broma, jaja.

Anónimo dijo...

Ya me imaginaba...ja, ja, y perdona si he parecido pedante al corregirte.

ispr71 dijo...

Para nada, lo agradezco, soy un desastre con la ortografia, los deditos van solos, y luego no pongo ni un acento, asi que me viene bien que me corrigan. :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...